Beneficios de una vida sexual saludable para los adultos mayores. Mitos y Estereotipos.

La Sexualidad en las personas mayores.

A medida que envejecemos, nuestra salud sexual cambia. Sin embargo, envejecer no significa el final de nuestra actividad sexual. Podemos y debemos tener una vida sexual saludable y placentera a cualquier edad.

sexualidad-adulto-mayor

Si ya pasamos de los 40, sencillamente estamos cumpliendo con nuestras etapas evolutivas y el impulso sexual se sitúa en el límite de lo psicosomático; no se conoce exactamente la forma en que está condicionado por el organismo.

A pesar de ello, la sociedad en general piensa erróneamente que la vejez es un período sin deseos ni actividad sexuales.

” Los jóvenes no son los únicos que creen que la actividad sexual disminuye con la edad. Los mismos mayores piensan que la vejez es un período asexuado. Numerosas personas de edad en quienes es intenso el deseo sexual experimentan un sentimiento de culpabilidad y de vergüenza o incluso llegan a creerse anormales. “

sexualidad-adulto-mayor-sonriendo

Derecho a Su Sexualidad en el Adulto Mayor

En primer lugar, hay que descartar la idea de que al Adulto Mayor carece de sexualidad, lo cual es una falacia. Ésta existe desde que nacemos y sólo desaparece en el momento de nuestra muerte. La sexualidad entendida aquí como la forma en que cada quien vive su propio sexo o género y que implica deseos, sensaciones y, por supuesto, la búsqueda de placer sexual.

A lo largo de la vida, adquirimos creencias que son formadoras de nuestra personalidad, valores y forma de vida; sin embargo, no todas ellas están basadas en información verídica y van creando conceptos negativos, erróneos o confusos que tomamos, de manera incuestionable, como guía.

Las relaciones sexuales constituyen una parte importante de la salud emocional y física. En una relación, la actividad sexual le permite crear intimidad y expresar sus sentimientos hacia su pareja. También constituye un beneficio para su salud física al reducir el estrés y hacerlo sentir bien con usted mismo.

El rechazo de la “sexualidad geriátrica” parece formar parte de un estereotipo cultural muy difundido y que pretende que las personas de edad sean consideradas feas, débiles, desgraciadas e impotentes”. A ello contribuyen en gran medida los medios de comunicación de masas, especialmente el cine y la publicidad que presentan exclusivamente como objeto de deseo a personas jóvenes, bellas y “perfectas”.

sexualidad-adulto-mayor-sonriendo

A pesar de los conocimientos adquiridos por la sociedad en relación con los cambios morfofisiológicos, psicológicos, culturales y sociales del ser humano humano a lo largo de la vida, es evidente que hay poca comprensión de los cambios sexuales que ocurren en los adultos mayores, y en la vejez, y sobre la influencia negativa que ejercen los mitos y las creencias en el disfrute de la sexualidad en las personas mayores de 40, 50, o más años.

sexualidad-adulto-mayor-sonriendo

hombres y mujeres que pasen de los 40, 50 ó mas, que prosigan regularmente la actividad sexual del tipo que sea

Muchas personas jóvenes y adultas están convencidas de que la actividad sexual después de los 50 años no tiene cabida, creencia que ha sido afianzada por los medios de comunicación en donde el mensaje que prevalece es que “el sexo sólo es para los jóvenes”, que “en los años dorados no tiene cabida la sexualidad”.

Felicidad Sexual adultos

        Felicidad Sexual adultos

Aquí nos permitimos recomendar a hombres y mujeres que pasen de los 40, 50 ó mas, que prosigan regularmente la actividad sexual del tipo que sea, sin prejuicios, sin compararse con los demás y con la misma pasión de siempre.

¿Cómo afecta el envejecimiento la salud sexual?

Tal y como se ha dicho el paso de los años NO AFECTA NUESTRA SALUD SEXUAL, sí se presentan cambios físicos como los siguientes:

Cambios en las mujeres:

A medida que una mujer se acerca a la menopausia, sus niveles de estrógenos comienzan a disminuir. Esto puede provocar sequedad y estrechamiento vaginal, lo que puede causar incomodidad durante las relaciones sexuales. Además, es posible que tenga menos impulso sexual. Es posible que tarde más en excitarse sexualmente.

Es posible que su cuerpo cambie de tamaño o de forma, y en caso de que la mujer mayor se compare con otras mujeres más jóvenes, es posible que esto afecte su autoestima.

Older people kissing

Las mujeres sufren cambios en su cuerpo –

En el caso de las mujeres, es importante distinguir entre el propio proceso de envejecimiento, (es decir, los cambios hormonales durante y después de la menopausia), así como los de alguna enfermedad, discapacidad o dificultad que pueda influir sobre la práctica de la sexualidad.

Los problemas sexuales no son una consecuencia inevitable del envejecimiento. Las mujeres sufren cambios en su cuerpo a lo largo de toda su vida: la primera menstruación, posibles embarazos y más tarde la menopausia.

Por eso, se deben adaptar a ella como un acontecimiento o etapa más en la vida.

Según BROWN DORESS y LASKIN SIEGAL (1993) los cambios más significativos en la respuesta sexual de la mujer son:

a) Aparece la menopausia o climaterio, es un proceso cuyo núcleo central es el cese de la producción cíclica de óvulos, aunque es más evidente el cese de las menstruaciones periódicas.

b) Finaliza la capacidad reproductiva

c) La disminución de estrógenos. Disminuye la tasa de estrógenos y progesterona (menopausia)

d) La disminución del tamaño de la vagina; tiene lugar en ella una pequeña atrofia que la hace más corta y estrecha.

sexualidad-adulto-mayor

Los jóvenes de 40, 50 y mas años, tienen pleno derecho a Gozar de su sexualidad

e) La elasticidad de la vagina es menor.

f) Cambios en la figura corporal y en la distribución de la grasa

g) Las paredes de la vagina se vuelven más delgadas.

h) La vagina se vuelve más vulnerable a irritaciones, lesiones e infecciones, ya que el moco es de menor acidez y se reduce su cantidad.

i) En un pequeño número de mujeres mayores las paredes vaginales sangran después del coito.

j) En las mujeres de esta edad con pocas relaciones coitales, la abertura vaginal puede contraerse hasta el punto de imposibilitar la penetración.

sexualidad-adulto-mayor

Alguna parte de la “Sociedad” considera que el adulto mayor DEBE reprimir su sexualidad

k) Menor lubricación vaginal. Dificultades en la excitación y la lubricación

l) Cuando existe atrofia de la vulva puede producirse dificultad en la penetración.

m) Los labios que abren la vagina se vuelven más delgados. Estos se empiezan a atrofiar y se retraen ligeramente, lo mismo que el pubis.

n) Descenso de las contracciones en el orgasmo. Disminución de la intensidad y frecuencia en las contracciones producidas por el orgasmo.

o) Disminución del tamaño de útero y vagina.

sexualidad-adulto-mayor

La sensibilidad del clítoris no disminuye con la edad

p) El vello púbico comienza a desaparecer.

q) Disminución general en la congestión genital durante la respuesta sexual.

r) No se sabe nada sobre la existencia de un posible descenso de la sensibilidad del clítoris. Parece por todos los estudios realizados que dicha sensibilidad es la misma que a otras edades.

s) El clítoris se reduce ligeramente, haciéndose más fácilmente irritable.

t) La excitación sexual se hace más lenta.

Cambios en los hombres:

A medida que un hombre envejece, sus niveles de testosterona comienzan a disminuir. Es posible que tarde más en excitarse sexualmente. Es posible que el pene tarde más en ponerse erecto. Es posible que las erecciones no sean tan firmes ni tan prolongadas. También es posible que un hombre mayor necesite más tiempo para eyacular. La disfunción eréctil es más común a medida que el hombre envejece. Sin embargo, esta afección no es un aspecto inevitable del envejecimiento.

sexualidad-adulto-mayor

Adulto Mayor Gozando de la vida

Aunque existan numerosos cambios en la capacidad sexual de los varones al avanzar los años, no existe una situación que pueda definirse claramente como climaterio o andropausia, por la continuidad fisiológica de la producción de espermatozoides hasta el final de la vida.

Los cambios que se producen son:

a) La producción de testosterona comienza a disminuir de manera imperceptible para ir aumentando con el paso de los años, pero no desaparece nunca del todo.

b) La producción de esperma comienza a disminuir paulatinamente y tampoco desaparece del todo.

sexualidad-adulto-mayor

El Adulto Mayor puede buscar nuevos métodos para obtener placer –

c) En cuanto a la fertilidad masculina, las investigaciones del National Institute of Aging norteamericano demuestran que el semen de los hombres mayores contiene el mismo número de espermatozoides que el de los jóvenes, aunque predominan en aquellos los espermatozoides inmaduros.

d) La erección, la turgencia del pene disminuye y es menos fuerte y firme.

e) La erección se hace más lenta y necesita mayores estímulos fisiológicos.

sexualidad-adulto-mayor

El ser humano es social y sexual. Su necesidad de acariciar y ser acariciado NO disminuye con la edad

f) La estimulación psíquica puede tener menos probabilidades de provocar la erección.

g) Se hace necesario el contacto directo sobre el pene.

h) Cambia el tiempo durante el cual se puede conservar la erección: se tarda más en lograrla aunque se mantiene luego más tiempo.

i) La erección, una vez perdida, necesita más tiempo de descanso para volver a recuperarse (periodo refractario), llegando a ser de varios días en algunas personas.

j) Algunos hombres echan de menos aquella sensación fisiológica de necesidad y urgencia de épocas anteriores.

salud-sexual-abuelos-felices

Una vida sexual sana nos hace más felices, a cualquier edad

k) Los testículos cambian de apariencia con la edad, haciéndose más pequeños y menos firmes.

l) La elevación de los testículos es menor que en años anteriores.

m) La elevación se realiza de una manera más lenta y son necesarios los estímulos directos y mayor en número sobre la raíz del pene.

n) Disminuye el número de erecciones nocturnas.

ñ) Durante el coito se puede perder la sensación de que la eyaculación es inevitable, llegando ésta sin aviso previo, y entonces es menos fuerte y el líquido preeyaculatorio, el volumen del esperma y el número total de espermatozoides disminuyen. La excitación tras el orgasmo disminuye rápidamente.

Afecciones médicas

Su estado de salud general puede afecta su salud sexual. A medida que envejece, su riesgo de tener problemas de salud aumentan. Las afecciones como la artritis, la enfermedad cardíaca, la presión arterial alta, la diabetes, la obesidad y la depresión pueden hacer que las relaciones sexuales se vuelvan un desafío cada vez mayor, pero no imposibles..!.

Los problemas de salud también pueden disminuir el impulso sexual, o afectar su capacidad para excitarse o tener un orgasmo. Si su pareja está enferma (por ejemplo, si tiene cáncer o ha tenido un ataque cardíaco) o se ha sometido a una cirugía, es posible que usted tema iniciar la actividad sexual porque le preocupa que las relaciones sexuales puedan causar un daño a su pareja.

sexo-mayores-disfrute-sexual

Medicamentos

Muchos adultos mayores usan uno o más medicamentos de venta con receta. Todos los medicamentos tienen efectos secundarios, y algunos pueden afectar su actividad sexual. Por ejemplo, determinados medicamentos pueden disminuir su impulso sexual, o afectar su capacidad para excitarse o tener un orgasmo.

Mitos y Estereotipos sobre la sexualidad

en jóvenes de 40, 50 y más años . .!

La sexualidad es uno de los temas que, por razones culturales, se ha tratado de manera velada, aun para los que hoy son jóvenes, por lo que podemos imaginar cómo fue esta información para generaciones de la primera mitad del siglo XX.

Así, muchos Adultos Mayores además de los prejuicios sexuales ya adquiridos, se encuentran en esta etapa de su vida con otros vinculados a su edad: “Los adultos ya no tienen deseo sexual”, “¿Viste a esos viejos besándose?”, “Ése es un viejo raboverde”, etc.

Los cambios físicos propios de la vejez son reales: la disminución de estrógenos y de testosterona, por ejemplo, provocan una respuesta de excitación más lenta. Lo cual puede ser motivo de decepción o ansiedad. SIN EMBARGO, esto no es un impedimento para continuar la vida sexual. SÍ implica una etapa de aceptación de estos cambios físicos y de búsqueda de nuevos métodos para obtener placer.

La tendencia a la idealización de la juventud origina gran inseguridad al Adulto Mayor, pues no se percibe físicamente atractivo al ser, ahora, su cuerpo diferente. Sin embargo, pierde de vista que puede echar mano de su erotismo.

El erotismo es la capacidad de utilizar nuestra imaginación, recuerdos y pensamientos en favor de la pasión o del placer. La sexualidad en la juventud está muy ligada al coito, sin embargo, la actual apertura sobre los temas sexuales ha brindado otra visión de la sexualidad que da prioridad a las sensaciones sexuales placenteras sin importar la forma de llegar a ellas.

En el abordaje de la sexualidad en la tercera edad persisten actitudes retrógradas, que pueden relacionarse con la asociación incorrecta que se ha establecido entre sexualidad y reproducción; de allí que se considere que la actividad sexual sólo es normal durante la edad reproductiva y que, por tanto, en los mayores y ancianos es una conducta ” anormal “. Por otra parte, estas actitudes se explican por la existencia del prejuicio relacionado con el deterioro de todas las funciones en la vejez; en especial se aprecia que los jóvenes siguen viendo la actividad sexual como una facultad que se va deteriorando con la edad hasta perder todo interés en las personas mayores de 60 años.

Algunos de los estereotipos más frecuentes son:

1.) La menopausia es el fin de la sexualidad.

La menopausia no tiene por qué llevar asociada una disminución en la satisfacción sexual, ya que las consecuencias asociadas a la disminución en la producción de estrógeno que conlleva una serie de trastornos pueden ser compensadas mediante un tratamiento apropiado. Si se produce una disminución real en la satisfacción sexual de las mujeres tras la menopausia esto se deberá con mayor frecuencia a las expectativas de poder mantenerlas que a los efectos físicos de la menopausia sobre el organismo. De hecho, algunas mujeres creen que disminuye su potencial de feminidad y de seducción.

Actualmente, se puede afirmar que la etapa menopáusica no debe ser motivo de preocupaciones para la mayoría de las mujeres, ya que el deseo sexual no cesa y pueden seguir creciendo. Las relaciones sexuales pueden seguir siendo las mismas, y en ocasiones mejores porque la mujer está liberada del miedo a un posible embarazo no deseado.

sexo-mayores-disfrute-sexual

Sexo adultos mayores – Quién dijo que no se tenía derecho al disfrute sexual

2.) El mito de la “Viuda alegre”.

En muchas ocasiones una mujer mayor, sola o viuda, es considerada “decente” si se olvida y deja la sexualidad, y no se interesa por el sexo. Alguna parte de la sociedad considera que sólo las mujeres “frívolas” se entregan a los placeres que ofrece la sexualidad a estas edades, cuando ya no se puede tener hijos, que era o es, lo único que para muchos dignificaba el acto sexual.

En las mujeres que envejecen, la falta de interés sexual es más bien una actitud defensiva contra las falsas creencias, en lugar de un efecto fisiológico.

3.) El mito del “Viejo Verde”.

Los mayores ponen en duda la continuidad de sus relaciones sexuales porque la sociedad condena estas prácticas mediante chistes como ” Viejo verde con jovencita “, ” Cada cosa a su edad “… Todo ello les obliga a ocultar esta dimensión tan importante de su personalidad por miedo al ridículo, al escándalo o al ” qué dirán ” y también para no sentirse culpables de sus deseos.

La sociedad es muy cruel cuando clasifica a un anciano como ” viejo verde ” sólo porque mira a una chica joven o le dice cualquier piropo o frase elegante.

4.) La emisión de esperma debilita y acelera la llegada de la vejez.

Aunque esta creencia estuvo bastante extendida durante los siglos anteriores, ahora sabemos que es falsa. La emisión del esperma puede compararse con la pérdida de saliva cuando se escupe, y no produce efecto fisiológico alguno sobre ningún aspecto del funcionamiento humano.

5.) En la vejez se pierde el interés por el sexo.

Es falso que a partir de los 40 ó 50 años se pierda progresivamente el interés por el sexo. La actividad sexual suele mantenerse estable y satisfactoria en quien la venía manteniendo antes.

Sí es posible que disminuya la frecuencia del coito, pero la capacidad de hacer el amor se mantiene para ÉL y para ELLA.

La capacidad de mantener durante muchos años más la actividad sexualidad depende sólo de dos factores:

i) la salud física y mental, y ii) la existencia de una pareja activa e interesada también en el sexo.

6.) La sexualidad se va agotando con el paso de los años.

El potencial sexual es más vivo y vital cuanto más se ejercita. La regularidad de las relaciones sexuales constituye el mejor medio de conservar la potencia sexual hasta una edad verdaderamente avanzada.

Como se dijo al principio de este artículo, se recomienda a los hombres y mujeres mayores, que prosigan regularmente y de manera normal la actividad sexual del tipo que sea porque es una de las mejores maneras de mantener viva esa dimensión en el ser humano. Cuanto más rica ha sido la sexualidad en las edades anteriores, mayores probabilidades hay de que la sexualidad adulta sea vivida hasta la edad avanzada.

7.) La única forma satisfactoria y aceptable de mantener relaciones sexuales es por medio del coito, culminando en el orgasmo.

El coito forma parte del sexo, pero no tiene por qué ser el centro de toda actividad sexual. El adulto mayor puede cubrir sus necesidades emocionales: tocando y siendo tocado, acariciendo y siendo acariciado, abrazando y siendo abrazado… No necesariamente toda actividad sexual debe terminar o conducir al coito. La persona mayor debe encontrar los medios para satisfacer su necesidad sexual.

Hacer del orgasmo una meta es tan incorrecto como hacer del coito el centro de todo encuentro sexual. La sexualidad es placentera con orgasmo y sin él. La preocupación por lograrlo como algo imprescindible crea grandes tensiones.

8.) Lo ideal es una sexualidad fogosa y apasionada.

Uno de los estereotipos o falsos mitos es la monotonía y el aburrimiento, bien sea porque ya se ha descubierto todo, o bien porque se ha perdido la fogosidad de antaño. No es la edad lo que genera monotonía o desinterés sexual, sino el permanecer atados, entre otras cosas, a un único clima erótico, negándonos, en consecuencia, la posibilidad de acceder a un placer igualmente intenso, en un clima de calma y serenidad.

sexualidad-adulto-mayor

El hombre mayor tiene “derecho” a su sexualidad?. Y la mujer mayor..?

 

Alguna parte de la sociedad sí acepta que los hombres mayores busquen a mujeres más jóvenes como pareja sexual, pero la misma sociedad considera ridículo que mujeres mayores tengan relaciones sexuales con hombres más jóvenes.

Socialmente es compartido el estereotipo de que las mujeres mayores no son ni sexualmente activas ni atractivas físicamente para los demás; por eso, los hombres “suelen” escoger para sus relaciones sexuales esporádicas o como pareja estable a mujeres jóvenes o con aspecto joven. Esto se debe a que la mujer ha sido considerada un objeto sexual pasivo para satisfacer las necesidades del hombre, y que la mujer, al envejecer, se presupone que deja de tener deseos sexuales, y por ese “motivo” el hombre busca alguien “nuevo” y “más joven”.

sexualidad-adulto-mayor

La mujer mayor TAMBIEN tiene derecho a disfrutar de su Sexualidad

Los medios masivos de informacion como la televisión, las revistas de farandula, y alguna parte de la sociedad esperan (algunos hasta exigen) que la mujer tenga una imagen atractiva y joven para resultar deseable sexualmente a alguien.

 

 

Estos estereotipos sobre la sexualidad femenina hacen que sea difícil que las mujeres mayores acepten plenamente su sexualidad.

9.) El único motivo que mueve a los adultos mayores y ancianos a interesarse sexualmente por otra persona es el deseo de no estar solos.

La sexualidad tiene muchas ventajas para las personas mayores, ya que les permite expresar pasión, afecto, admiración, lealtad y otras emociones positivas, muy necesarias para esta etapa de la vida. Pero esto no significa que la sexualidad se limite a cubrir la necesidad de no estar solos, ya que implica otros muchos aspectos de la personalidad humana, necesidades, sentimientos, deseos, expectativas, etc.

10.) Los ancianos no se masturban. Y los que lo hacen son unos desviados.

La masturbación en la vejez se vive con más angustia y culpabilidad que en otras etapas de la vida, ya que además de la retahíla de prejuicios sociales al respecto, los mayores se sienten tremendamente ridículos y avergonzados por realizar una actividad sexual que consideran “infantil”.

sexo-mayores

Sexualidad en adultos mayores

La masturbación, en sí misma, no sólo nunca es mala o perjudicial, sino que existe una relación “inversamente proporcional” entre la existencia de disfunciones sexuales y el conocimiento aceptado del placer sexual que uno mismo se puede proporcionar.

11.) Las personas mayores son tan frágiles físicamente que la actividad sexual podría dañar su salud.

Algunos de los mitos sexuales de nuestra cultura están motivados por el miedo a la muerte y a la enfermedad. El estereotipo plantea que si eres viejo, estás acabado y todo exceso te conducirá a la muerte.

12.) La vida sexual es un exceso, por lo tanto, es perjudicial para la salud a ciertas edades.

sexo-mayores

–  Derecho al Sexo en Adultos Mayores –

Muchos hombres y mujeres mayores creen que la actividad sexual puede perjudicar su salud. Ésta, es una de las ideas que más abundan en el grupo de personas mayores cuando piensan en la vivencia de la sexualidad.

Por el contrario, la sexualidad fortalece la salud física y psíquica junto con un deporte equilibrado y una comida sana. Además, es curativa y alivia dolores provocados por otras dolencias. Los jóvenes de 40 y mas años, adultos mayores y ancianos sexualmente activos, consumen menos sedantes, antidepresivos y medicamentos.

Los estudiosos afirman que las relaciones sexuales alargan la vida, la hacen más agradable y al mismo tiempo fortalecen el yo y la autoestima de uno mismo.

Derecho a La Sexualidad del Adulto Mayor

Derecho a La Sexualidad del Adulto Mayor

13.) Los mayores que sufren enfermedades dejan de tener actividad sexual.

La sexualidad como estamos viendo parece estar relacionada con la juventud, la belleza y la salud; pensamos que si falta alguna de estas cosas la relación sexual no se llevará a cabo. Podemos pensar que la presencia de alguna enfermedad puede dificultar la práctica sexual. Es cierto que determinadas enfermedades pueden limitarnos en posturas y comportamientos de la relación sexual. Pero esto no tiene necesariamente que ser así, ya que se pueden buscar nuevas posturas, actividades y momentos del día en los que el dolor disminuya y nos sintamos más cómodos en la relación sexual.

14.) Las personas mayores y los ancianos no tienen necesidades, deseos ni intereses.

Los mayores tienen deseos y necesidades sexuales al igual que los jóvenes y los adultos. Son seres sexuales en todas las etapas de su vida y seguirán siéndolo hasta la muerte. Aunque haya cambios, las personas mayores desean la intimidad y las caricias eróticas. Las personas mayores se desean como en años anteriores y ese deseo se transforma en expresión sexual de forma muy variada y rica.

Pleno Derecho a la Sexualidad

Pleno Derecho a la Sexualidad

Parte de nuestra sociedad considera que la necesidad sexual, el placer y la satisfacción sexual desaparecen cuando envejecemos, e infortunadamente algunos adultos mayores piensan lo mismo. Nada mas alejado de la realidad. El ser humano es un ser sexual, y su sexualidad desaparece cuando Ella o Él muere, no cuando la sociedad lo impone. Le hacemos caso a esa parte de nuestra sociedad que se ha erigido como defensora de falsos prejuicios morales “obligando” a los adultos mayores a reprimir los sentimientos de deseo, para así poder ser “aceptados” por esa falsa y mojigata sociedad que nos rodea.

15.) Los adultos mayores y los ancianos no puede atraer a nadie por el hecho de ser ya mayores.

Sexo Adulto Feliz

El mundo consumista ha identificado la sexualidad con la belleza física. Esta falsa creencia fomenta en la persona longeva la idea equivocada de que el deseo sexual desaparece con la edad y hace del proceso de envejecimiento una etapa llena de ansiedades, angustias y malestares, produciendo como consecuencia el abandono de las formas de expresión sexual.

El miedo a no ser atractivos y deseados les hace incapaces de mantener relaciones sexuales completas y satisfactorias. Algunos adoptan una actitud casi obsesiva hacia la actividad sexual en un intento desesperado por demostrarse a sí mismos, que siguen siendo atractivos físicamente como en los años jóvenes de su vida.

La importancia del cuidado personal y del atractivo corporal como estimulantes del acto sexual no deben confundirse con la idea de que para gustar a la pareja es necesario contar con los atributos físicos de un joven, por lo tanto, no debe obsesionarnos hasta el punto de sentirnos culpables y asexuados si no se consigue el modelo de belleza que los medios de comunicación nos venden cada día.

16.) La mayoría de los homosexuales mayores terminan solos y aislados.

sexualidad-adulto-mayor-lesbianas

Sexualidad Adulto Mayor

 

 

 

 

 

 

 

 

Los problemas que plantean los hombres homosexuales vienen dados más por el hecho de envejecer en sí, más que por la propia homosexualidad. Sin embargo, en algunos aspectos los homosexuales de más edad, poseen un bienestar psicológico mayor que los jóvenes; en realidad les preocupa menos manifestar su homosexualidad, poseen un autoconcepto más estable y se adaptan mejor a su situación social.

Además, muchos homosexuales tienen relaciones duraderas y solamente (como en los heterosexuales) para los que no han sabido crearse este tipo de relación habrá más posibilidad de que existan sentimientos de soledad y tristeza. También podrá darse entre los homosexuales que han perdido su pareja, ya que les puede resultar más difícil encontrar una nueva pareja estable, porque pueden sentirse aislados socialmente.

sexualidad-adulto-mayor

Sexualidad Adulto Mayor

En cualquier caso, se da más en gays que en lesbianas porque ellos valoran más el atractivo juvenil y, ellas están mejor aceptadas por las jóvenes de su círculo social y se preocupan menos por el envejecimiento físico.

 

¿Qué puedo hacer para mantener mi salud sexual con el transcurso del tiempo ?

Disfrutar del placer, el goce sexual y erótico es un aspecto importante en la realización sexual de las personas. Cuando esto no es posible, se experimenta frustración, pero no es posible vivir intensa y satisfactoriamente la vida sexual si se ha sido educado contra el placer o se considera limitado solamente a la etapa de la juventud.

Adulto Mayor Goza de Su sexualidad

Adulto Mayor Goza de Su sexualidad

A medida que el cuerpo y el desempeño sexual cambian, es posible que nos preocupemos sobre cómo reaccionará su pareja. Es posible que se sienta avergonzado o nervioso. Incluso podría evitar la actividad sexual. Pero no se rinda. Existen muchas cosas que puede hacer para compensar los cambios que causa el envejecimiento en su vida sexual.

No se juzgue. Prejuicios sobre la sexualidad hay muchos, pero son sólo eso. Usted no daña a nadie, no hay razón para sentir culpa.

Cuide su salud. Aliméntese adecuadamente, realice actividad física, consulte a su médico especialista y exponga todas sus dudas.

Atrévase a conocer. Explore su cuerpo y/o el de su pareja con caricias, besos, etc., y aprenda nuevas formas de obtener placer.

Ponga límites. Usted tiene derecho a tener deseo y buscar placer, no permita que terceros interfieran en su intimidad.

Confíe en su experiencia. No tiene que demostrar nada ni compararse con nadie, use su sabiduría para conocerse y aceptarse.

Adulto-Mayor-Sexualidad-Plena

Adulto Mayor Sexualidad Plena

Hable con su médico. Aunque muchos adultos tienen problemas sexuales a medida que envejecen, pocos hablan con sus médicos sobre los síntomas. Su médico puede ayudarlo a mejorar su salud sexual aconsejandolo acerca de cualquier inquietud acerca de la disfunción eréctil, eyaculación precoz, o cualquier otra afección médica. O en el caso de la mujer a tratar la menopausia, la vaginitis, cualquier dolor al practicar el coito., etc. Su médico le ayudará a encontrar medicamentos que no afecten su actividad sexual. Puede sugerirle maneras para que usted y su pareja disfruten juntos de las relaciones sexuales.

– Un punto muy importante: HABLE CON SU PAREJA. Siempre se ha recomendado que las parejas hablen, conversen y discutan sobre sus expectativas e inquietudes acerca de su vida sexual, desde el mismo momento en que inician su vida sexual como pareja. Si usted no lo ha hecho, es posible que al principio sea incómodo hablar abiertamente con su pareja sobre las relaciones sexuales, pero es importante que se comuniquen el uno con el otro. Cuéntele a su pareja sus sentimientos y sus inquietudes. Hable de lo que espera de sus experiencias sexuales compartidas.

sexo-mayores

sexo en adultos mayores

Experimente. Si usted y su pareja tienen problemas sexuales, prueben adaptar su rutina. Dedíquenle más tiempo al proceso de excitación. Prueben nuevas posiciones. Sean creativos. Es posible que noten que no tienen relaciones sexuales tan seguido como acostumbraban, pero juntos pueden encontrar nuevas maneras de tener intimidad. Pasen tiempo acariciándose, besándose y disfrutando de la compañía de la otra persona.

Tenga relaciones sexuales seguras. Los adultos mayores siguen estando en riesgo de contraer infecciones de transmisión sexual (STI, por sus siglas en inglés). Si no tiene una pareja estable, es necesario que le pregunte a su pareja sobre sus antecedentes sexuales y comparta los suyos. Considere la posibilidad de realizarse juntos una prueba para detectar STI antes de tener relaciones íntimas. Para prevenir las STI, siembre use condón al mantener relaciones sexuales.

Manténgase saludable. Para mantenerse en forma y ayudar a prevenir enfermedades, asegúrese de hacer ejercicio, comer en forma adecuada y consultar a su médico para recibir cuidados preventivos en forma regular.

Una observación para los cuidadores

Si usted cuida a un adulto mayor, trate de ser delicado con respecto a su vida sexual. Trate de no ser invasivo con su privacidad. Si requiere saber detalles íntimos para comprender su estado de salud física o emocional, aborde el tema con delicadeza y apóyese en un especialista.

Es posible que usted se sienta incómodo al abordar el tema de un nuevo romance o al hablar sobre salud sexual con la persona que cuida, pero estas son partes importantes del bienestar físico y emocional de un adulto mayor. Intente responder preguntas, abordar inquietudes y reconocer las nuevas relaciones con respeto.
Fuentes:

https://es.familydoctor.org/la-sexualidad-en-adultos-mayores/

http://www.cinteco.com
Isabel Carrasco Cabeza. Licenciada en Psicología por la Universidad Complutense de Madrid y tiene un master en Psicología Clínica en Cinteco. Forma parte del Departamento para Niños y Mayores.